Los Ratcliffe tendrán que aprender a ser felices de nuevo


Una buena taza de té y tal vez arreglar el piso. La respuesta de Richard Ratcliffe cuando se le preguntó qué podría hacer cuando su esposa, Nazanin, cautiva de los mulás iraníes durante seis años, regresara a casa fue casi cómicamente mundana. Encontré su respuesta tranquilizadora. El público está ansioso por un final feliz con los fuegos artificiales de Disney y Gabriella Zaghari-Ratcliffe, de siete años, corriendo hacia los brazos de su mamá perdida hace mucho tiempo.

Ratcliffe parece mucho más realista. “No será fácil”, admitió, y seguramente tiene razón en eso. Gabriella ya debería tener un hermanito o hermanita. Su madre fue secuestrada a los 37 años; hoy Nazanin tiene 43 años, sus últimos años fértiles le han sido cruelmente robados. Eso siempre dolerá. También lo será el recordatorio diario de las pequeñas cosas que los Zaghari-Ratcliffe se perdieron. Antes de su reencuentro, Gabriella le dijo a su padre que no estaba segura de cuál de sus juguetes de peluche conocía mamá. Todos estos años, la niña esperó a que su madre pudiera estar allí cuando le hicieran su primer corte de pelo de adulta.

recientemente vi Prisioneros de guerrauna fabulosa, aunque brutal, serie dramática israelí (en la que los EE.UU. Patria se basó) sobre el regreso de dos soldados después de 17 años de cautiverio en Siria. Nimrode y Amiel son íconos nacionales festejados, pero luchan con el hecho de que sus vidas se congelaron mientras familiares y amigos seguían adelante. Ambos ex rehenes sufren de PTSD y flashbacks, de los cuales desean salvar a sus esposas e hijos. Los héroes son libres, pero de alguna manera todavía están solos.

See also  Enfermera mató a su hija de dos años antes de quitarse la vida después de ser suspendida de su trabajo en el hospital

Después de que el periodista John McCarthy fuera secuestrado en Beirut en 1986, su novia Jill Morrell hizo una campaña incansable por su liberación. McCarthy finalmente fue liberado después de 1943 días. Idealizada por los medios, la pareja ideal se separó cuatro años después.

Felices para siempre es mucho más difícil de lograr en la vida real que en los libros de cuentos. No hay una varita mágica. Nazanin de alguna manera debe hacer la transición de mártir distante a madre y más ordenada del piso. Richard debe hacer el cambio de equipo de activista y santo a esposo con toda la dotación de faltas. “Aprender a ser feliz de nuevo” es la tarea ahora, dice, y eso requerirá paciencia y amor, de los cuales claramente abunda. Démosles todo el tiempo y la privacidad que tanto necesitan.

Con su mirada firme y sincera y su maravillosa y amplia sonrisa, parece que Nazanin puede lograrlo. Le deseo la felicidad de las cosas cotidianas, de una buena taza de té, una introducción a los juguetes de su hija y ese viaje a la peluquería.

El cabello de Gabriella ha crecido tanto, demasiado para una niña tan pequeña, pero finalmente está bien que se lo corten. la casa de mamá.


Un enigma real

Los compradores que miraron el mazapán y las conservas en Fortnum & Mason el martes pueden haber hecho una doble toma cuando pasó una cara familiar. La duquesa de Cornualles había aparecido para recoger algunas cosas. Como lo hace Uno. Supongo que el emporio de Piccadilly es básicamente la tienda de la esquina de Clarence House. ¿Quizás Camilla buscaba un frasco de mermelada de naranja sanguina orgánica Highgrove de su esposo o una variedad de corte grueso conocida simplemente como The Monarch?

See also  Todos los horarios de cruce de DFDS e Irish Ferries para el fin de semana festivo de Pascua

Puede ser sorprendentemente difícil poner un nombre a una cara famosa fuera de contexto. Una vez conversé con una morena delgada y elegante en la sala de espera de una peluquería de Manhattan. Parecía tan familiar que sugerí que debíamos habernos conocido antes. Ella sonrió cortésmente cuando mencioné algunas personas que podríamos tener en común. Después de que ella pagó y se fue, le dije a la recepcionista que estaba seguro de conocer a la mujer. “Oh, Sigourney viene aquí todo el tiempo”, dijo.

En otra ocasión, casi demasiado mortificante para recordar, estaba en una fiesta de tragos y no pude ponerle nombre al tipo que estaba hablando conmigo. Le pregunté alegremente: “¿Tocas un instrumento?” El hombre admitió que tocaba un poco la guitarra. “Por el amor de Dios, querida”, siseó desde mi otro lado, “es Mark Knopfler”. Una situación desesperada, de hecho.

Anomia o afasia nominal son términos que los psicólogos dan a este complicado problema de recuperación de nombres. Empeora con la edad. Puedo decirte que cada hermano Osmond (¡incluso Merrill!) Alrededor de 1974, y todos los esposos de Elizabeth Taylor (¿recuerdas a Larry, el trabajador de la construcción?), Pero las celebridades más recientes son un espacio en blanco. Como ese sarcástico y farfullante pequeño Whatshisname de An Extra Slice de GBBO (el hijo del amor de Cyril Fletcher y Graham Norton).

Con Royals, el problema se agrava porque nunca esperas verlos en un lugar normal. Lástima Sir Thomas Beecham. El gran director se topó con una mujer sonriente y bellamente vestida que estaba convencido de conocer en Fortnum’s (o Harrods; las cuentas difieren). Incapaz de encontrar su nombre, buscó más información. “Y su esposo, ¿qué está haciendo en estos días?” “Todavía rey”, respondió la dama sonriente.

See also  El bajo crecimiento de los ingresos en el Reino Unido deja a las familias 'brutalmente expuestas' al aumento de la inflación

(Si tiene razones para creer que este encuentro nunca sucedió, no escriba. Algunas historias son demasiado buenas para no ser verdad).


www.telegraph.co.uk

Related Posts

George Holan

George Holan is chief editor at Plainsmen Post and has articles published in many notable publications in the last decade.

Leave a Reply

Your email address will not be published.