Cuarenta años después del conflicto de las Malvinas, continúa una ‘batalla por la memoria’


BUENOS AIRES — El veterano del ejército argentino Luis Poncetta viajó dos veces a las Islas Malvinas para rendir homenaje a los camaradas que cayeron en un conflicto de 74 días con las fuerzas británicas hace 40 años. Descubrió que las divisiones aún perduran.

Argentina y Gran Bretaña han disputado durante mucho tiempo la soberanía del grupo de islas bajo control británico en el Atlántico Sur que Argentina conoce como las Malvinas. En 1982, estalló una breve guerra que se cobró la vida de 650 soldados argentinos y 255 soldados británicos.

Los dos países ahora tienen relaciones cordiales, aunque las islas siguen siendo una fuente constante de tensión. Para los veteranos, eso se expresa en quién puede llorar y cómo.

Durante las visitas a las islas, los veteranos argentinos colocaron banderas y objetos conmemorativos, además de publicar y compartir fotografías en línea.

Eso enfurece a los isleños. Las autoridades de la isla prohíben colocar objetos o banderas, o llevarse piedras y tierra como recuerdo. Los actos conmemorativos solo están permitidos en el cementerio de Darwin, donde están enterrados 237 soldados argentinos.

“La batalla por la memoria continúa”, dijo Carlos Landa, arqueólogo de la Universidad de Buenos Aires. “Es una lucha por ese patrimonio en disputa que continúa en la esfera virtual”.

El veterano de la Guerra de las Malvinas Eduardo Antonio Gonzales, de 61 años, muestra un tatuaje de las islas Malvinas/Falkand en su casa, en Buenos Aires, Argentina, el 24 de marzo de 2022.Agustín Marcarián / Reuters

El conflicto comenzó el 2 de abril de 1982, cuando tropas argentinas desembarcaron en las islas, ubicadas a unas 400 millas (644 km) de la costa argentina. Gran Bretaña, entonces dirigida por la primera ministra Margaret Thatcher, envió un grupo de trabajo naval para retomarlos. Las tropas argentinas mal equipadas y entrenadas tenían pocas posibilidades y en junio Argentina se había rendido.

La guerra es ampliamente vista como un error por parte de una dictadura militar desacreditada que gobernaba Argentina en ese momento, pero las islas siguen siendo un poderoso símbolo nacional y la mayoría de los argentinos apoyan los reclamos del país sudamericano sobre ellas.

Poncetta, de 60 años, abogado jubilado, colocó una placa en las islas en 2006 en el lugar donde había peleado cuando era joven en 1982. Cuando regresó años después, ya no estaba. Dijo que era doloroso llorar en secreto.

“Cuando honran a sus muertos, lo entiendo porque nosotros honramos a los nuestros. Ahí lo pueden hacer porque las islas siguen siendo de ellos, les rendimos homenaje pero de una manera muy solapada”, dijo.

Lo que estaban haciendo los veteranos era “un acto de recuperación, un acto de memoria”, dijo Landa. “Es un acto efímero, clandestino, visto por poca gente”.

Imagen: Argentinos e isleños se disputan objetos y recuerdos de guerra acabada hace 40 años
El veterano de la Guerra de las Malvinas Osvaldo Alfredo Fernández, de 61 años, posa para un retrato frente a una réplica del crucero ligero ARA General Belgrano de la Armada Argentina, hundido por Gran Bretaña durante la guerra, en su casa, en Buenos Aires, Argentina, el 21 de marzo de 2022.Agustín Marcarián / Reuters

Muchos malvinenses, que conmemoran el fin de la guerra el 14 de junio como el día de la liberación, aún miran con desconfianza a Argentina y exigen la autodeterminación del archipiélago. En un referéndum de 2013, casi todos los isleños votaron por seguir siendo británicos. Muchos argentinos ven a los isleños como colonos que ocupan ilegalmente la tierra.

Gavin Short, miembro de la Asamblea Legislativa de las Malvinas, dijo a Reuters a través de Zoom que el aniversario de la guerra aún era “muy delicado” y que colocar placas conmemorativas, rosarios o banderas estaba “fuera de lugar” y le traía recuerdos no deseados.

“Pedimos que sean respetuosos con nuestros campos, es nuestro país, nos invadieron y sabes que dejar cosas así es casi en tu cara”, dijo.

“Recupera todo y está en tu cara y realmente es una falta de respeto para la gente de las Malvinas”.

Imagen: Argentinos e isleños se disputan objetos y recuerdos de guerra acabada hace 40 años
El veterano de la Guerra de las Malvinas Fabian Abraham, de 60 años, muestra un casco y balas que usó durante la guerra, mientras posa para un retrato en Buenos Aires, Argentina, el 19 de marzo de 2022.Agustín Marcarián / Reuters

Algunas de las conmemoraciones enfatizan la unidad en lugar del conflicto. El mes pasado, excombatientes de Gran Bretaña y Argentina asistieron juntos a una misa en Buenos Aires.

“Hay algo muy profundo entre un veterano y otro veterano. Un veterano británico a veces está más cerca de un veterano argentino y viceversa que… de un civil”, dijo el excoronel británico Geoffrey Cardozo.

“Lo que estamos haciendo hoy es maravilloso. Debería haber sucedido hace años, pero tenemos que ser pacientes”.

Seguir nbc latino en Facebook, Gorjeo y Instagram.




www.nbcnews.com

Related Posts

George Holan

George Holan is chief editor at Plainsmen Post and has articles published in many notable publications in the last decade.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *